Información para el Expatriado

Brasil

Condiciones  sanitarias

Conviene tomar precauciones evitando el consumo de agua del grifo, así como de verduras y frutas que no hayan sido adecuadamente lavadas y desinfectadas. Es posible que en algún estado se encuentren focos de Dengue, enfermedad transmitida por el mosquito Aedes Aegypti y que en su forma hemorrágica más grave puede llegar a causar la muerte si no es atajada oportunamente. Se recomienda el uso de prendas con mangas y perneras largas, así como de productos repelentes de insecto.

Transporte

Se aconseja no conducir por carreteras de noche, debido a su alto riesgo, tanto por su mal estado de conservación como por la carencia de iluminación.

Zonas a evitar

Barrios marginales (denominados “favelas”) de todas las grandes ciudades, especialmente de Rio de Janeiro, Salvador y San Pablo y Brasilia.

Legislación

En su artículo 12, la “Lei de Entorpecentes” brasileña establece para el tráfico de sustancias estupefacientes una pena de 3 a 15 años de prisión. Sin embargo,  y según el artículo 18 de esta normativa, existe un régimen de agravantes y atenuantes, por lo que si se trata de tráfico internacional, la pena podría incrementarse en dos tercios, llegando en casos extremos a los 25 años de prisión.

Capital:
Brasilia
Moneda:
Real
Brasil

Documentos

Antes de emprender el viaje, se recomienda informarse en la embajada brasileña de cada país, pues las autoridades están aplicando con mayor rigor los controles de inmigración en los aeropuertos internacionales brasileños. También es necesario el pasaporte se encuentre en vigor y que tenga una validez de, al menos, seis meses. No se precisa visado, a no ser que la estancia sea superior a los 90 días o se visite el país por motivos distintos del turismo.

Divisas

Puesto que la moneda brasileña, el real, no cotiza en el exterior, es imprescindible traerse dólares para cambiar al llegar al país. No existen limitaciones para la entrada de divisas, pero conviene hacer la correspondiente declaración, ya que, a la salida, sólo se permitirá sacar como máximo la mitad de la cantidad introducida inicialmente.

Vacunas

Para los viajeros procedentes de Angola, Bolivia, Benín, Colombia, Burkina Faso, Ecuador, Camerún, Guyana Francesa, Congo, Perú, Gabón, Venezuela, Gambia, Chana, Guinea, Liberia, Nigeria, Sierra Leona y Sudán es obligatorio vacunarse contra la fiebre amarilla. Además, se recomienda hacer lo mismo a las personas que procedan de Acre, Amapá, Amazonas, Bahía, Distrito Federal, Goiás, Maranhão, Mato Grosso, Mato Grosso Do Sul, Minas Gerais, Para, Rondonia, Roraima, Sao Paulo y Tocantins. Además, es obligatorio presentar pruebas de haber sido vacunado de la fiebre amarilla cuando se proviene de un área de riesgo de infección.

Para las zonas del Amazonas, o del Pantanal (Mato Grosso), es conveniente seguir la profilaxis antipalúdica, así como demás precauciones relativas a zonas tropicales o subtropicales (tétanos, tifus, hepatitis, etc.).

Para más información al respecto se pueden consultar las páginas web:

http://wwwnc.cdc.gov/travel/page/traveler-information-center

http://apps.who.int/ithmap/

En las grandes ciudades, especialmente en las más turísticas, existe un alto riesgo de robos y atracos, que en ocasiones pueden implicar violencia física.

  • Conviene extremar las precauciones en el caso de que se viaje a Río de Janeiro, San Pablo y Salvador, ciudades que tienen un alto número de robos a turistas. Se recomienda en estos casos evitar llevar objetos de valor como joyas, relojes, cámaras, etc.

  • Cuando se camina por la calle, y se nota que está siendo vigilado, cambiar el sentido de la marcha y estar atento a las reacciones que se produzcan alrededor.

  • De encontrarse en una situación peligrosa o delicada, no desplazarse por calles oscuras o poco transitadas, intentar entrar en un lugar público y solicitar ayuda por teléfono.

  • Si se es objeto de un atraco, no perder la calma y tener en cuenta que lo primordial siempre es no sufrir daño físico. No se debe enfrentar nunca a los asaltantes, y se recomienda entregar el dinero y los objetos de valor que se soliciten sin oponer resistencia, manteniendo una distancia de seguridad e intentando hablar con ellos para infundirles confianza. Si se ha sufrido un asalto o cualquier otro hecho delictivo, denunciarlo a las autoridades y comunicarlo a la embajada.

Prefijo del país: 55

El teléfono de emergencias al que se puede dirigir ante cualquier problema es el 190, que corresponde a la centralita de la brigada militar de cada estado, y es válido desde cualquier localidad del territorio nacional.